Hipoplasia dental: causas y tratamientos

10 febrero, 2020
hipoplasia del esmalte en niños y adultos

La hipoplasia dental, o también llamada hipoplasia del esmalte, es una afección que se produce por un desarrollo incorrecto del esmalte de los dientes, de tal forma que tienen una cantidad más baja de lo normal. Como consecuencia, una persona que padece de hipoplasia del esmalte puede presentar manchas blanquecinas, amarillentas o marrones y pequeñas fisuras, surcos o abolladuras en sus dientes. Dependiendo del daño que tenga el esmalte, estas señales pueden apreciarse de manera muy clara, a simple vista, o pueden pasar totalmente desapercibidas.

Hay que recordar que el esmalte es la capa más externa del diente y está compuesto por hidroxiapatita, el mineral más duro que existe en el cuerpo humano. Su principal función es la de proteger al diente de agentes externos que pueden atacar su estructura, como pueden ser las bacterias o los ácidos.

En contra de lo que piensa mucha gente, el esmalte no es el encargado de aportar el color al diente ya que es completamente translúcido. Es otra capa más interna, la dentina, la que se encarga de proporcionar el característico color blanco de los dientes. Otro aspecto importante del esmalte a tener en cuenta es que no se regenera en caso de sufrir algún daño, por eso debemos cuidarlo al máximo.

¿Cuáles son las principales causas de la hipoplasia dental?

Durante la infancia se forman todas las estructuras dentales incluyendo el esmalte y es en esta etapa donde, por diferentes causas, se pueden producir alteraciones que den como resultado una hipoplasia dental. Es decir, que cuando erupcionan los primeros dientes de leche, en caso de tener algún desajuste en la formación del esmalte, podemos encontrarnos con una hipoplasia del esmalte en niños.

Las causas de esta afección, también llamada hipoplasia de Turner, son múltiples, como por ejemplo una mala nutrición, procesos infecciosos o enfermedades propias de la infancia como la varicela o el sarampión y otras como la fluorosis (exceso de exposición al flúor). Los medicamentos que se toman como tratamiento de estas enfermedades también pueden afectar el desarrollo de los dientes, por tanto, es posible que si el problema del esmalte se desarrolló en los primeros años de vida del niño puede ser complicado determinar la causa que originó la hipoplasia dental.

Pero la hipoplasia dental no solo puede aparecer en la infancia, sino también en otras etapas de la vida, por ejemplo, como consecuencia de la abrasión dental. Esta se produce por un cepillado incorrecto en la higiene bucodental diaria, quizá por utilizar un cepillo demasiado duro o por una mala técnica.

Enfermedades bucodentales como la caries o el bruxismo pueden provocar una pérdida progresiva del esmalte dental y, cuando esto sucede, hay más probabilidad de contraer enfermedades periodontales como la gingivitis o periodontitis.

La alimentación es otro aspecto a tener muy en cuenta, ya que la ingesta abusiva de cítricos como el limón, el pomelo o la naranja o los trastornos que provocan vómitos frecuentes (como la bulimia o un embarazo), también pueden provocan daños en el esmalte.

Tratamiento de la hipoplasia del esmalte

La prevención es la mejor manera de proteger el esmalte porque, como hemos apuntado anteriormente, cabemos que no se regenera. Por tanto es importante llevar una dieta equilibrada y evitar productos azucarados, bebidas carbonatadas o alimentos excesivamente duros que pueden provocar fisuras en los dientes.

El tratamiento que decida el profesional para reducir la hipoplasia dental dependerá del deterioro del esmalte. Vamos a ver los principales tratamientos de estética dental que se utilizan para contrarrestar la hipoplasia dental:

  • Blanqueamiento dental: se utiliza para eliminar las manchas y conseguir un color uniforme en todos los dientes.
  • Sellado dental: se aplica con más frecuencia en los molares con fisuras cuando los signos de aparición de la hipoplasia son todavía muy leves.
  • Microabrasión dental: consiste en pulir la zona del esmalte dañada para eliminar  manchas severas. Después del pulido se aplica composite.
  • Coronas y carillas dentales: se utilizan coronas de porcelana y zirconio y carillas de composite o porcelana totalmente personalizadas para pacientes con abrasiones severas del esmalte.

Otro tratamiento que se puede utilizar, pero solo en casos extremos, es el de los implantes dentales. Si la pieza dental tiene un deterioro masivo y ninguna solución puede devolver la funcionalidad o estética deseada, el profesional puede decidir extraer la pieza y colocar un implante dental.

Como vemos, hay muchas soluciones para la hipoplasia dental dependiendo de cada paciente. Si crees que tienes el esmalte deteriorado puedes observar tus dientes ante el espejo y comprobar si alguno ha cambiado de color, si tienen fisuras o cualquier otra anomalía que se pueda determinar a simple vista.

Si es así, confía en tu clínica dental de Valdemoro y pide cita con nosotros para un examen de nuestros profesionales. Te informaremos detalladamente y te recomendaremos una solución personalizada para que vuelvas a sonreír sin ningún complejo con todos tus dientes sanos y relucientes. ¡Te esperamos!

Posteado en Estética Dental por Clínica Dental Las Aguas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un Comentario