¿Cuándo es necesaria una ortodoncia?

3 octubre, 2019
casos en que es necesaria una ortodoncia

De manera general podemos decir que la ortodoncia es una especialidad de la odontología encargada de tratar las maloclusiones (mordidas incorrectas) de todo tipo, pero no solo se ocupa de conseguir unos dientes perfectamente alineados, sino que también previene y corrige cualquier alteración en la posición y forma de las arcadas y maxilares.

Mediante estos tratamientos preventivos se pueden evitar posibles problemas de masticación, fonación, articulación de la mandíbula, higiene bucodental deficiente, huecos excesivos entre las piezas dentales, dientes torcidos o con diferentes formas y tamaños, etc. Además, también proporcionan al paciente la armonía deseada, tanto en su dentadura como en las facciones de la cara.

¿En qué casos es necesaria la ortodoncia?

Los problemas de mordida son las principales afecciones que trata la ortodoncia y es muy importante recibir el tratamiento adecuado para evitar que se generen otros problemas, como el desgaste prematuro de los dientes, enfermedades de las encías o incluso afecciones gastrointestinales por una masticación deficiente de los alimentos.

Son muchos los factores que pueden desencadenar la formación de mordidas incorrectas , por ejemplo, una enfermedad dental, la pérdida demasiado temprana de los dientes de leche, traumatismos o incluso la propia genética. Vamos a ver los principales problemas bucodentales que necesitan un tratamiento de ortodoncia:

  • Sobremordida: los dientes superiores cubren más de la mitad de los dientes inferiores al morder. Si el problema se debe al maxilar debe corregirse durante la infancia, ya que en la edad adulta, los brackets solo pueden modificar parcialmente la posición del hueso.
  • Mordida invertida: los dientes inferiores sobresalen sobre los superiores o los dientes superiores se posicionan demasiado atrás durante la mordida. Para corregirla se utiliza un aparato que se coloca en la mandíbula superior con el objetivo de expandirla.
  • Mordida cruzada: uno o más dientes de la arcada superior quedan por detrás de los inferiores al morder. Este problema se corrige fácilmente en niños con un  aparato en el paladar que se ensancha de manera progresiva hasta que el hueso se fija. En adultos es posible que la cirugía correctora sea el tratamiento más adecuado.
  • Mordida abierta: existe espacio entre los dientes inferiores y los superiores y no hay mordida entre ellos. En los niños se suele usar un aparato para prevenir este problema y en los adolescentes se utilizan brackets.
  • Desviación de la línea media: el centro de los dientes inferiores no coincide con el de los dientes superiores y es necesario equilibrarlos.
  • Dientes incisivos con mal ángulo: el ángulo de los incisivos superiores o inferiores puede estar desajustado y esto termina afectando a la mordida.
  • Apiñamiento: el maxilar no tiene espacio suficiente para alojar todas las piezas dentales, esto da lugar a dientes torcidos y la dificultad de realizar una buena higiene dental, aumentando el riesgo de caries y problemas de encías.
  • Pérdida temprana de los dientes de leche: si los dientes temporales se caen de manera prematura, se corre el riesgo de que los dientes definitivos no salgan en el lugar correcto. Para evitar esto, la ortodoncia preventiva dispone de tratamientos con distintos aparatos diseñados para los más pequeños.
  • Espacio entre dientes: aunque pueda parecer solo un problema estético, si no se trata a tiempo puede derivar en otros más graves. La ortodoncia consigue mover la raíz y la corona de los dientes para cerrar estos espacios

¿Cuándo se recomienda visitar al ortodoncista?

La primera visita al ortodoncista se recomienda sobre los 5 o 6 años de edad, que es cuando comienzan a salir los primeros molares definitivos. El profesional supervisará los huecos existentes para que la erupción de los segundos molares, que suelen aparecer sobre los 12 años, sea correcta. Si prevé que estas piezas no tendrán hueco para salir, colocará unos mantenedores de espacio para evitar este problema.

Es muy importante que el especialista supervise la caída de los dientes de leche y la salida de los dientes definitivos para comprobar que todo sucede con normalidad. También debe cerciorarse de una correcta mordida de los dientes incisivos y, en general, que el contacto entre todos los dientes sea el adecuado.

Hay que recalcar que la ortodoncia no está solo orientada a los niños, cada vez son más los adultos que necesitan un tratamiento de este tipo. La diferencia entre los tratamientos de niños y adultos es que los más pequeños utilizan sistemas correctivos para una buena erupción de los dientes finales, mientras que en los adultos se aplican tratamientos sobre dientes definitivos y los motivos suelen ser más estéticos. Además, en tratamientos para adultos suelen intervenir especialistas de otras disciplinas, como implantólogos, periodoncistas o especialistas en estética dental.

Si crees que necesitas corregir algún problema de mordida y estás buscando ortodoncias en Valdemoro, pide cita en nuestra clínica Las Aguas. Disponemos de los medios técnicos más avanzados y los mejores profesionales para ofrecerte un servicio sobresaliente. ¡Te esperamos en tu clínica dental en Valdemoro!

Posteado en Ortodoncia por Clínica Dental Las Aguas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un Comentario