Las claves para perder el miedo al dentista

9 enero, 2020
Perder el miedo al dentista en Valdemoro

Perder el miedo al dentista es uno de los propósitos de cualquier profesional de la odontología que quiera hacer bien su trabajo con los pacientes. La odontofobia afecta a 1 de cada 4 individuos y consiste en el temor o la angustia que genera en ciertas personas acudir a una clínica dental.

Antiguamente es posible que hubiera motivos para sentirse inquietos en una clínica dental. Las instalaciones y el instrumental que se utilizaban no eran demasiado sofisticados y en ocasiones fiable la preparación de los profesionales. Pero actualmente, si se elige una clínica de confianza y con todas las garantías, no hay ninguna razón para tener miedo en la consulta de un dentista.

Causas de la odontofobia

La causa más habitual del miedo al dentista es una mala experiencia anterior en la clínica dental, ya sea vivida en primera persona o por otros que han contado con detalle su visita. Esto puede generar en mucha gente una aversión, e incluso pánico a las batas blancas, al ruido del instrumental o al olor de la clínica.

En cualquier caso, el principal detonante de ese temor adquirido siempre va a ser la incertidumbre, es decir, que el paciente se pregunte si va a haber dolor, cuánto va a durar la visita, qué va a hacer el especialista, etc. Por eso es tan importante que el paciente obtenga un trato cercano y profesional por parte del dentista y obtenga respuesta a todas sus preguntas con información clara y precisa.

Consecuencias del miedo a acudir a una clínica dental

La principal consecuencia de la odontofobia es que no se llevan a cabo los cuidados necesarios en odontología preventiva y pueden aparecer enfermedades importantes o incluso pérdidas dentales. Además, algunas enfermedades bucales pueden afectar a la salud general del paciente, especialmente en el caso de personas con diabetes, embarazadas, etc.

Cuando alguien no es capaz de perder el miedo al dentista se genera un círculo vicioso en el que la persona acumula poco a poco más problemas bucodentales pero, aún así, sigue sin acudir a la clínica. Esto acentúa su culpabilidad y cuando por fin decide a ir se siente avergonzado por su actitud y con problemas serios en su salud bucal.

Consejos para perder el miedo al dentista

El primer consejo es no demorar el momento de pedir cita. Quizá un familiar o un amigo puede hacerlo por ti. Si tienes disponibilidad es mejor acudir a la clínica a primera hora de la mañana, así no se acumularán los nervios durante el día.

En la sala de espera 

Acude a la clínica acompañado por alguien, así se reduce el posible estrés que puedas acumular durante la espera. Lo más recomendable es hablar de otros temas que no tengan nada que ver con el dentista y así distraer la mente. En caso de acudir en solitario es aconsejable leer, hacer un crucigrama o escuchar música para no focalizarse únicamente en la consulta.

Durante la consulta

Cuando se acude a una revisión, normalmente el dentista examina la boca del paciente para conocer su estado y decidir el tratamiento a seguir en caso de que sea necesario. Lo normal en la primera visita es que el odontólogo no lleve a cabo ninguna acción que pueda producir dolor, pero lo más recomendable para los pacientes con odontofobia es intentar hablar de manera distendida con el odontólogo y preguntar todo lo que quieran saber. Además, pueden pactar con él una señal cuando necesiten una pausa durante la exploración.

Una vez que te sientes en el sillón intenta respirar profundamente y tener pensamientos agradables. El objetivo es relajarse lo máximo posible y no centrar la mente en lo que está haciendo el profesional. Si la música te ayuda puedes escucharla con auriculares para tratar de desconectar lo máximo posible.

Después de la consulta

Al terminar la exploración, si el dentista ha encontrado algún problema te informará al instante sobre el tratamiento a seguir. Es el momento de hacer las preguntas que se desee y resolver todas las dudas antes de salir de la clínica dental. Sobre todo debes pensar en el beneficio bucodental que vas a obtener después del tratamiento.

Elegir una clínica dental de confianza

La clave para perder el miedo al dentista es la confianza. Por eso, lo más importante es elegir una clínica dental con una buena trayectoria profesional y las mejores referencias de sus pacientes. Si lo que buscas es un dentista en Valdemoro con garantías no dudes en pedir cita con nosotros y visitar nuestra clínica Las Aguas.

Descubrirás unas instalaciones modernas y perfectamente equipadas, con una limpieza extrema y sin ningún olor que te recuerde a una consulta de dentista. Además, podrás hablar con cualquiera de nuestros especialistas y resolver todas las dudes que te inquieten antes de acudir a su consulta. Comprobarás de primera mano su trato cercano, su experiencia y la confianza que transmiten en todo momento. ¡Te esperamos!

 

Posteado en Salud bucodental por Clínica Dental Las Aguas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un Comentario