Todo lo que debes saber sobre implantes dentales

5 noviembre, 2019
Descubre todo lo que debes saber sobre implantes dentales

Los implantes dentales son prótesis, normalmente tornillos de titanio, que se instalan en el hueso maxilar como si fueran las raíces del diente original y que cuentan en la parte superior con una corona que lleva a cabo todas las funciones de una pieza normal.

El tratamiento de implantes dentales tiene el objetivo de conseguir una reconstrucción dental de calidad que pueda devolver la funcionalidad a dientes que están deteriorados o que se han perdido. Se recomienda cuando hay un excesivo desgaste de las piezas dentales debido a afecciones como, por ejemplo, el bruxismo, caries muy extendidas, o traumatismos.

En caso de pérdida dental es muy importante que el paciente acuda cuanto antes a la clínica ya que cuanto más tiempo tarde en recibir la atención necesaria, más estructura ósea puede perder y será preciso aplicar técnicas de regeneración de hueso, o injertos, que pueden prolongar el tratamiento.

¿De qué material son los implantes dentales?

El titanio es el material que más se utiliza en la fabricación de implantes dentales por su durabilidad y biocompatibilidad. Al principio se utilizaba el titanio puro pero poco a poco se fueron empleando aleaciones para proporcionar mayor solidez a los implantes. En la actualidad, los implantes de titanio son los más utilizados por sus excelentes resultados, aunque también hay otros materiales como el zirconio que poco a poco se empiezan a emplear más en la reconstrucción dental.

Fases en el tratamiento de implantes dentales

1ª fase: planificación

En primer lugar, el implantólogo examinará al paciente para resolver cualquier problema que pudiera existir anterior al tratamiento, como caries o enfermedades periodontales. El profesional realizará todas las pruebas que considere oportuno, no solo para detectar posibles afecciones, sino también para comprobar que la estructura ósea del paciente puede soportar la instalación del implante.

2ª fase: intervención quirúrgica

Cuando el implantólogo considera que es el momento de realizar la intervención quirúrgica aplicará anestesia local, luego accederá al hueso a través de la encía, colocará el implante y suturará la zona. El paciente no sentirá dolor, aunque sí cierta presión cuando el profesional atornilla el implante. Después de la sutura se aplica hielo para reducir la inflamación. Además, recetará antiinflamatorios o antibióticos al paciente si lo cree oportuno y le dará una serie de recomendaciones para su higiene bucodental.Descubre la mejor clínica de implantes dentales en Valdemoro

3ª fase: postoperatorio

Es muy importante que el paciente siga los consejos que le indique el implantólogo después de la intervención quirúrgica. Entre ellos estos son los más importantes:

  • Utilizar un cepillo blando para el cepillado dental.
  • No enjuagarse la boca los dos primeros días, y después hacerlo con productos que lleven clorhexidina.
  • Llevar una dieta blanda y preferiblemente con alimentos fríos los dos primeros días.
  • No fumar ni consumir alcohol.
  • Tomar los medicamentos recetados por el implantólogo.

4ª fase: retirada de la sutura y proceso de osteointegración.

Después de unos 10 días de la cirugía el implantólogo examina al paciente y si la herida ha evolucionado adecuadamente, procede a quitarle la sutura. A partir de aquí comienza el proceso de osteointegración que consiste en la fijación definitiva del implante en el hueso. Este proceso puede durar unos tres meses.

5ª fase: colocación de la corona

Una vez finalizado el proceso de osteointegración se toman las medidas y se envían al laboratorio para la fabricación de coronas totalmente personalizadas para el paciente. El objetivo que se persigue es que la corona que se coloque sobre el implante sea lo más parecida posible al diente original, tanto a nivel estético como funcional.

¿Cuánto dura el tratamiento?

La duración de la intervención oscila entre los 30 y los 60 minutos, todo dependerá del número de implantes que haya colocar. Lo normal es que sean uno o dos implantes, aunque también puede darse el caso de sustituir toda una arcada completa que incluye entre 6 y 8 implantes.

Si el paciente presenta una estructura ósea buena, el proceso completo suele durar unos tres meses, pero si se necesita un injerto o la regeneración del hueso, el tratamiento puede alargarse hasta los seis meses o incluso tres meses más si hay una ausencia total de hueso.

Mantenimiento de los implantes dentales

Después de su colocación, los implantes necesitan un mantenimiento para confirmar su solidez y buen funcionamiento. Por tanto, es muy importante que el paciente acuda a las revisiones programadas por el implantólogo ya que, aunque en absoluto es lo habitual, podrían producirse infecciones o pequeños desajustes de los implantes con el paso del tiempo. Estas circunstancias, si se detectan a tiempo, no suponen un gran problema, pero si no se lleva a cabo el mantenimiento mínimo podrían acarrear problemas más serios.

El paciente normalmente no nota ningún síntoma después de la reconstrucción dental pero debe respetar las revisiones para que el implantólogo compruebe que los implantes dentales están respondiendo como se espera de ellos.

¿Buscas una clínica de implantes en Valdemoro de confianza?

Si crees que necesitas un tratamiento de implantes en Valdemoro, pide cita en nuestra clínica Las Aguas. Disfrutarás de los medios técnicos más avanzados y una plantilla de profesionales con alta especialización y en continua formación que ponen en práctica las últimas técnicas odontológicas. Nuestro mejor aval es la satisfacción de los cientos de pacientes que hemos atendido durante más de 10 años de trayectoria profesional. Además, para que no tengas que preocuparte por el desplazamiento, ponemos a tu disposición un servicio VTC para llevarte a la clínica y regresar a tu domicilio después de la intervención. ¡Te esperamos!

 

Posteado en Implantes por Clínica Dental Las Aguas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un Comentario