Causas y soluciones para el sarro en los dientes

11 marzo, 2020
Acumulacion de sarro en los dientes

El sarro en los dientes es una de las afecciones bucodentales más frecuentes en la mediana edad y requiere de la intervención de un profesional para neutralizarlo completamente. El sarro se forma por la calcificación de la placa bacteriana y se caracteriza por su color amarillento, o marrón, en los casos más severos.

La placa bacteriana comienza a formarse cada vez que ingerimos alimentos o bebidas, por eso es tan importante adoptar buenos hábitos de higiene bucodental después de cada comida. Cuando no se elimina totalmente la placa después del cepillado, se acumula en dientes y encías y, con el paso del tiempo, termina calcificándose. Vamos a conocer más en profundidad esta afección que, de no tratarla a tiempo, puede favorecer la aparición de otras enfermedades bucodentales.

Tipos de sarro en los dientes

Dependiendo del lugar donde se forme el sarro podemos distinguir los siguientes tipos:

  • Sarro acumulado por encima de las encías (supragingival)
  • Sarro acumulado por debajo de las encías (subgingival)

El primero se observa a simple vista y afecta directamente a la parte anterior y posterior de los dientes, sin embargo, el sarro que se acumula por debajo de las encías no se ve y puede derivar en enfermedades importantes, como la periodontitis.

¿Qué ocurre si no se elimina el sarro a tiempo?

El sarro puede originar importantes problemas en bucales si no se elimina a tiempo. Estos son algunos de ellos:

  • Estética dental: la presencia del sarro en dientes y encías provoca cambios en la coloración y afean la sonrisa de la persona.
  • Gingivitis y periodontitis: Los síntomas de la gingivitis son la inflamación y el posible sangrado de las encías. Aunque puede desaparecer si se extreman los hábitos de higiene, también puede ocurrir que se produzca una periodontitis.
  • Caries: la placa bacteriana provoca la destrucción del esmalte y la formación de caries, una de las afecciones más extendidas que podría terminar dañando la pulpa dental e incluso, en casos avanzados, en la pérdida de la pieza.

Otras consecuencias de la aparición del sarro en los dientes pueden ser el mal aliento (halitosis), daños en las estructuras que soportan los dientes o la pérdida ósea en los maxilares.

Soluciones para eliminar el sarro en los dientes

Lo cierto es que aunque se mantenga una buena higiene dental diaria, la formación del sarro es prácticamente inevitable, ya que hay determinadas zonas donde el cepillo, o el hilo dental, no pueden eliminar los restos de comida y la placa bacteriana termina formándose.

Una vez que ha aparecido el sarro en los dientes y encías no se puede eliminar con la higiene bucal diaria y resulta imprescindible la intervención de un profesional para llevar a cabo una limpieza profesional o profilaxis. Mediante esta técnica se elimina la placa calcificada y se evita que el sarro se acumule debajo de la línea de las encías.

En la profilaxis se utilizan los ultrasonidos para fracturar los cálculos de sarro y después el agua a presión para eliminarlos definitivamente. Después, el profesional utiliza la seda dental para retirar cualquier resto que haya quedado entre los dientes y, por último, se eliminan las manchas superficiales de los dientes para mejorar al máximo la estética dental del paciente.

En el caso de que el sarro se encuentre por debajo de las encías se recurrirá a un raspado radicular y será el periodoncista el encargado de hacerlo ya que se necesita un instrumental  y cualificación específicas para este tipo de tratamiento.

¿Cómo evitar la formación del sarro?

Hay algunas prácticas que ayudan a evitar la aparición del sarro en los dientes como mantener una buena higiene bucodental diaria que, sin duda, hay que seguir potenciando. Sin embargo, hay otras recomendaciones que también hay que tener en cuenta para que la placa no se calcifique. Son estas:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida como mínimo dos minutos.
  • Utilizar pasta dentífrica con flúor para fortalecer el esmalte.
  • Después del cepillado utilizar seda dental para eliminar los restos de comida entre los dientes.
  • Enjuagarse con un colutorio antiséptico para que la eliminación de bacterias en cada cepillado sea más eficaz.
  • No fumar o disminuir su consumo en la medida de lo posible. También con las bebidas alcohólicas.
  • Evitar bebidas carbonatadas
  • No comer alimentos que se peguen a los dientes como pan de molde, patatas fritas, etc.
  • Comer determinadas frutas mordiendo con los dientes, como la manzana, el melón o las fresas. De esta forma se fortalecen dientes y encías. También tomates, zanahorias, semillas de sésamo o perejil.

Como vemos, las consecuencias de acumular sarro en los dientes y encías pueden ser peligrosas para la salud bucodental, por eso te emplazamos a pedir cita con nosotros para comprobar el estado de tu dentadura. Te recomendamos hacer una limpieza profesional como mínimo una vez al año para eliminar el sarro acumulado y así poder lucir una dentadura sana y bonita. ¡Te esperamos!

Posteado en Higiene bucodental por Clínica Dental Las Aguas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un Comentario